Reliquias culturales: el mindfulness o la plenitud de mente

Es posible que hayas oído hablar de la práctica del mindfulness. En los últimos años, esta práctica meditativa se ha vuelto muy popular entre los amantes de la vida saludable. Sin embargo, ¿qué sabemos de esta práctica y sus beneficios para la salud? ¿De dónde procede?

Mindfulness según la tradición budista:

El mindfulness está íntimamente ligado a la meditación, práctica fundamental de la filosofía y religión budista. Para los budistas, la meditación está ligada a la moralidad y a la sabiduría y es el camino mediante el cual podemos llegar a la liberación de nuestro ser. En el budismo, el mindfulness es una forma de acceder a nuestra poppia mente y liberar nuestro karma.

En resumidas cuentas, el mindfulness es una práctica que nos permite mejorar la calidad de nuestras vidas.

Mindfulness y religión

A pesar de que el mindfulness tenga sus orígenes en la religión, hoy en día no está necesariamente ligada a esta, sino que se aplica con fines prácticos, fundalmentalmente. Esn otras palabras, es una herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas de manera demostrable.

¿Qué es el Mindfulness?

Filosóficamente hablando, el Mindfulness es una práctica que nos permite alcanzar un profundo estado de conciencia, tanto de nosotros mismos como de lo que tenemos a nuestro alrededor. Nos permite una visión práctica y realista del mundo que nos rodea. Nos libera de presiones culturales y sociales, nos permite contemplar el mundo en el que vivimos de manera pacífica, sin la influencia de nuestros sentimientos o nuestro pasado.

El Mindfulness intenta separarnos de nuestras creencias, de nuestros pensamientos y tareas, para transportarnos al presente más absoluto, otorgando total importancia al momento en el que estamos viviendo, a nuestra respiración, a nuestros sentidos, al aire que sacude nuestro cabello o a los sonidos de nuestro entorno.

¿Cómo se practica el Mindfulness?

Según literatura especializada como Mente en calma, el Mindfulness puede ser practicado en cualquier momento del día, en cualquier parte del mundo. Lo único e indispensable es nuestra disposición y nuestra concentración más absoluta. Sin embargo, se recomiendan lugares silenciosos y tranquilos, donde nuestra concentración y estado de calma no se pueda ver interrumpido por agentes del exterior (coches, obras, niños jugando, etcétera).

Para aquellas personas que han empezado a practicar el Mindfulness recientemente, se recomienda comenzar con sesiones cortas de 5 a 10 minutos, hasta alcanzar una rutina diaria de 30 minutos diarios.

Las sesiones de Mindfulness comienzan con total atención a la respiración. Para ello, deberás aprender a escucharte, escuchar el aire recorriendo tu cuerpo pero sin intentar alterar su velocidad o intensidad. Debemos conseguir ser unos espectadores de nuestro cuerpo, intentando fluir con nuestro cuerpo al máximo posible.

Beneficios del Mindfulness:

La práctica de la meditación pragmática o el Mindfulness ha demostrado ser un remedio altamente efectivo contra enfermdades tan comunes como la depresión o la ansiedad. Durante nuestra etapa de estudio o en nuestra vida laboral, nos debemos enfrentar a innumerables desafíos y presiones externas. Toda esta carga mental nos hace envejecer y puede causar problemas a nuestra salud mental. Por lo tanto, practicar el Mindfulness durante 30 minutos al día mejorará notablemente nuestra calidad de vida y nos permitirá coger gran perspectiva a la hora de enfrentarnos a los problemas de nuestro día a día.

In this article

Join the Conversation