Monumentos históricos de Turquía

Visitas indispensables en Turquía

Pocos países cuentan con una riqueza histórica  tan grande y nutrida como la de Turquía. Vivieron la época clásica con los romanos y luego el período bizantino, y de esta manera ha ido pasando la historia en este país. Los monumentos históricos en Turquía son invaluables, por todo lo que ellos representan, y debes saber cuáles son para dedicarte a conocerlos.

Turquía, el país con una de las historias más ricas del mundo

Si quieres descubrir y conocer la historia clásica de Turquía, debes visitar los santuarios de los acantilados de Cappadoccia y la pared del acantilado en el valle de Goreme, que datan del 3000 a.C. En estos paseos tendrás la oportunidad de ver los vestigios romanos en Turquía. Estos lugares que cuentan como los monumentos históricos de Turquía más importantes.

Entre los monumentos históricos de Turquía pertenecientes a la época bizantina está la Fortaleza de Rumeli Hisari. Su relevancia está en que gracias a ella los otomanos ganaron y pudieron tomar Constantinopla, provocando la caída del Imperio Bizantino. De esta forma ellos controlaban el abastecimiento. Hay pocas estructuras que tengan una importancia histórica tan grande como esta. Además, sirvió como modelo para futuras fortalezas en Europa.

La basílica de Santa sofia también está entre esos monumentos históricos de Turquía que se deben visitar de manera obligada. Esto no solo se debe a su relevancia histórica, sino también a todo lo que representa y cohabita en ella, siendo el símbolo del Imperio. Además, esta basílica tiene una gran belleza en ella, es un edificio majestuoso y sublime. Durante la edad media era un deber que los cristianos la visitaran. Posteriormente el lugar se convirtió en una mezquita, y hoy en día es un museo que muestra la unión entre dos culturas y todo el proceso que vio hasta llegar a convertirse en eso.

In this article

Join the Conversation