Hacer la maleta: ¡adiós complicaciones!

maleta perfecta

¡No te olvides la maleta!

Existen dos tipos de personas en el mundo: las que hacen la maleta con tiempo y las que la hacen el mismo día. Sin embargo, ambos tipos de persona comparten un mismo pensamiento: ¿por qué es tan complicado hacer el equipaje?

¿Cuántas veces te ha pasado que creías tenerlo todo preparado y que, cuando llegas a esa playa paradisíaca, te das cuenta de que te has olvidado el protector solar? ¿Has ido de acampada alguna vez sin llevarte las piquetas para la tienda de campaña? ¿Te has olvidado la batería extra para tu cámara de fotos?

Cuando llega el momento de irnos de viaje, debemos tener en cuenta muchas cosas. Nuestra cabeza va a toda marcha. A veces, no prestar suficiente atención cuando hacemos la maleta puede llegar a estropearnos toda la experiencia de viajar. Por eso, ¡lee con atención nuestras recomendaciones!

hacer la maleta

Consejos para hacer la maleta fácilmente

En este artículo te contaremos algunos consejos para ayudarte a hacer la maleta de la mejor manera posible. Con estos pequeños trucos y consejos para hacer el equipaje conseguirás ahorrar mucho tiempo y espacio, y además te quitarás una complicación de en medio para poder disfrutar de tus vacaciones.

Haz una lista de artículos

Lo primero que debes hacer es un brainstorming de ideas. Siéntate tranquilamente frente a un papel y comienza a escribir todo aquello que se te ocurra. No te preocupes si aquello que escribes no tiene mucho sentido. ¡Sigue escribiendo! El brainstorming es uno de los métodos más efectivos a la hora de realizar listas y descubrir nuevas tareas. Una vez hayan pasado esos 5 minutos, deja la lista al alcance y continúa haciendo otras cosas. Ya verás cómo, poco a poco, se te empiezan a ocurrir más y más cosas.

Una vez hayas completado tu primera lista de palabras, puedes comenzar a eliminar aquello que crees que no te hará falta. Echa un vistazo a las previsiones del tiempo, a la duración de tus desplazamientos y descubrirás qué cosas te pueden resultar prescindibles. Una vez tengas tu lista final, ¡solo te queda empaquetar!

 

Comienza a organizar algunas cosas

Intenta no dejar todo el trabajo para el último día. Es importante que vayas sacando algunas prendas de ropa u objetos de sus cajones y los vayas dejando a mano, donde puedas verlos y encontrarlos fácilmente. No es necesario que los metas todo ya en la maleta, eso lo veremos en el siguiente paso. De momento, es importante que encuentres y localices todo aquello que has escrito en la lista. Esto te ahorrará muchos dolores de cabeza y agobios cuando tengas que empezar a meter cosas en la maleta.

Intenta organizar todos tus objetos de manera clasificada. Es decir, coloca la ropa por un lado, los objetos de ocio por otros, los complementos de aseo por allí y los documentos de viaje por aquí. Cuanto más organizado tengas este paso, ¡más fácil te resultará realizar el equipaje más adelante!

maleta de viaje

Rellenar la maleta

Ahora viene la parte que para muchos puede ser la más tediosa. Sin embargo, esto sucede porque no han completado las dos fases anteriores. Cuando pensamos en hacer la maleta, siempre se nos acaban amontonando las tareas: pensar qué llevar, dónde estará y cómo demonios consigo meterlo en la maleta. Estos tres problemas generan muchos quebraderos de cabeza a cualquier turista.

Pero no a nosotros. Nosotros ya tenemos la lista de objetos que queremos llevarnos de viaje. Además, ¡los tenemos todos localizados! Ahora solo tenemos que pensar cómo vamos a meterlos en el equipaje. Recuerda que nunca es buena idea intentar meter todos nuestros objetos a presión. Es posible que acabemos rompiendo algun objeto o incluso estropeando la maleta. ¡Ten cuidado!

Para empezar, comienza enrollando tus prendas de ropa. Haz que ocupen el menor espacio posible antes de meterla en el equipaje. Comienza por los pantalones y los abrigos, colócalos al final de la maleta, haciendo presión para que ocupen menos espacio. Tras esto, ve colocando otros objetos menores, poco a poco, siempre intentando mantener un equilibrio para que los objetos no se choquen o se estropeen entre ellos. Finalmente, llévate puesta tu ropa más voluminosa, aquello que ocupe más espacio. Guarda tu maleta para objetos pesados o difíciles de cargar.

Con estos pequeños consejos, hacer la maleta nunca volverá a darte dolores de cabeza. ¡Haz tu equipaje con tiempo y disfruta plenamente de tus vacaciones!

In this article

Join the Conversation